jueves, 15 de febrero de 2018

La galleta perfecta!

Hola! después de casi dos semanas sin publicar, vuelvo! la razón ha sido muy buena, diversos encargos que no me han dejado tiempo para sentarme delante del ordenador.

Esta semana os pongo por aquí la receta de lo que es, en mi opinión, la galleta perfecta. Razones:

- es fácil y perfecta para hacer con niños
- apenas pringa
- cuando las horneas, no se expanden mucho
- son perfectas para decorar (a esto dedicaré un post más adelante)
- sobre todo... son adictivas y no pararía de comerlas.




Con esta receta, saldrán entre 30-40 galletas, si tenemos un cortador de tamaño estándar (unos 4-5cm)

¿Empezamos?

Ingredientes para la masa

- 120 g de azúcar glas
- 400 g de harina de repostería
- 240 g de mantequilla sin sal
- 1 huevo tamaño "M" (sácalo de la nevera 1-2 horas antes)



Observaciones

* Cuando se habla de mantequilla a temperatura ambiente, je je, no es dejarla fuera de la nevera si estás en invierno a 8ºC, o totalmente derretida si estás en verano a 40ºC... Temperatura ambiente es, con textura de pomada

* Tamizar siempre tanto el azúcar glas, como la harina, para que se integre perfectamente y no se nos formen grumos


Elaboración

En un bol grande, con las varillas (bien a mano, con batidora o con máquina), ponemos la mantequilla y movemos, movimientos suaves, vamos añadiendo poco a poco el azúcar tamizado, cuidando que se integre perfectamente. 

Cuando lo tengamos, añadimos el huevo y seguimos moviendo, hasta que veas que la masa que se está formando es uniforme.

Ahora toca ir añadiendo de manera gradual el harina tamizada, para que sea más cómodo, podéis añadir en 3 tandas, hasta que no esté bien integrada, no se añade la siguiente parte. Todo siempre con movimientos suaves. Si llegada la última parte veis que os cuesta, podéis ayudaros de la mano.

Cuando tengáis la masa, veréis que no es pegajosa para nada, formad una bola compacta, ponedla en film transparente y al frigorífico, entre 20-25 minutos.


Precalienta el horno a 180ºC, prepara la bandeja con papel sulfurizado o vegetal, espolvoreando un poco de harina.

Corta 1/3 de la masa, deposita los 2/3 restantes en el frigorífico de nuevo, ¿razón? se pondría blanda y se pegaría al rodillo después.

Hay quien pone la masa entre dos papeles vegetales, yo directamente limpio a conciencia la encimera, espolvoreo harina y amaso con un rodillo. La plancha resultante de masa de galleta tiene que tener unos 5 mm de espesor. Yo me ayudo de unas anillas que tiene mi rodillo, así es todo más uniforme.




Corta la masa con el corta pastas, en concreto, estas son para una mesa dulce, cuya temática eran las mariposas. Deposítalas con cuidado en la bandeja preparada anteriormente y al horno. 




Tiempo, entre 10-12 minutos, si no habéis controlado el tiempo o le pedía a alguien que os las vigile porque estáis liados con algo, a la pregunta: ¿pero cómo sé si están o no? la respuesta es "cuando se empiecen a poner morenas por los bordes"



Sacadlas y ponedlas en una rejilla a enfriar (vale la del horno misma, puesta del revés)

Repetid proceso, hasta terminar la masa que tenéis en el frigorífico.
Cuando estén frías, metedlas en una caja y a disfrutar cuando queráis.




!Ya está!


Notas:

Esta  masa la podéis tener durante varios días en el frigorífico, incluso la podéis congelar, dividiéndola en 3 partes y liadas bien en film transparente, durante 1 mes.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow Us @aguedacakeexperience