jueves, 1 de febrero de 2018

Wilton 1. Decoración con glaseado de mantequilla

Como comentaba en mi presentación del blog, aprovechando un poco que no sé qué hacer con mi vida o sí lo sé… más o menos, pero da todo un poco de miedo…, he decidido formarme un poco en pastelería, concretamente en decoración, porque lo mío siempre han sido las masas y los sabores, pero la paciencia en las florituras no y soy la primera en ver los defectos… Pero, tengo que decir que he descubierto un mundo que me fascina y sobre todo, que se está perdiendo y no está valorado.

He hecho algún curso de fondant para saber qué hacía mal (de este os hablaré pronto), porque no me quedaba como en los vídeos y fotos que sube la gente en internet, luego algo hacía mal, pero reconozco que el curso Wilton, no tiene nada que ver.



Un poco de historia

Wilton nació en 1929 en Illinois, EEUU, un repostero se dio cuenta de que las amas de casa no tenían herramientas (sí, digo herramientas, porque cuando empiezas en este mundo, tu cocina se transforma en un taller) para crear pasteles en casa, salvo los moldes de toda la vida, así que empezaron a vender boquillas y demás utensilios para repostería, a un precio asequible para las casas. 

Poco a poco esta marca se ha convertido en el líder en manualidades alimenticias y forma parte de una de las empresas más potentes de EEUU.

En Barcelona, puedes obtener los diplomas en Manenas, que son instructores capacitados por Wilton y son un verdadero encanto, además tener una larga trayectoria. Se puede hacer el curso de manera intensiva o uno por semana, en total son 4 cursos.



Os voy a hablar del primero: Decoración con glaseado de Mantequilla.

Es para principiantes, si sois de los que tenéis pánico a la manga pastelera (como yo), se os viene abajo la nata, nunca os salen las cenefas, no tenéis ni idea de qué hacer y paras qué son las formas de las boquillas… este es vuestro curso.

Aprendí:

- cómo ha de ser la consistencia adecuada de un glaseado para decorar
- usar la manga pastelera, sus diferentes posiciones
- glasear y decorar pasteles
- boquillas
- líneas, cenefas, bordes, letras…
- 6 flores elementales
- transferir imágenes






Tengo que decir, que la crema de mantequilla para mi es algo pesada, por lo tanto en Manenas, me enseñaron que se puede hacer también con nata.




Te facilitan todo el material, te dan una caja con lo que necesitas y te la llevas a casa para ti, menos el bizcocho del último día que te lo traes tú de casa. El diseño para la tarta es libre, puedes hacer lo que quieras, utilizando siempre lo que has aprendido (está claro). Además al final de cada curso, te dan un diploma acreditativo. 

Esta es la tarta que realicé al final del curso, os aseguro que no pensé ser capaz de hacer esto, en 2 días. Bizcocho genovés, con relleno de arándanos y cobertura de nata.




Quiero que sepáis que no me llevo nada por hablar de Wilton o de Manenas, solo quiero compartir aquí que hay que perder miedos y si algo te gusta de verdad, pide ayuda, aprende y mejora. 



Al final, para mí hacer pasteles es algo que me relaja y la decoración ha pasado de ser mi bestia personal a ser parte de la relajación. Decorar con manga pastelera es todo un arte, necesita tiempo, necesita mucho cariño, ganas e ilusión.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Follow Us @aguedacakeexperience